Menu
  • Redactado por: 
  • Publicado en: Bloqueo Ilegal
  • tamaño texto decrease font size increase font size
  • 5 comentarios

La evolución de un campeón: el caso Shawn Redhage/Daniel Johnson

La evolución de un campeón: el caso Shawn Redhage/Daniel Johnson

“Piratas Basket, sus auspiciadores, colaboradores, editores y/o afiliados no se solidarizan necesariamente con la opinión vertida en este artículo. Las expresiones son de total responsabilidad del autor.”

Por: Gazoo Starr

La clave para el éxito es evolucionar sin dejar tu esencia. En el Baloncesto Superior Nacional los equipos reaccionan y hacen ajustes según el personal que el equipo campeón haya tenido en la edición pasada, aunque algunos se resisten a los cambios y repiten su plantilla intacta esperanzados que lo que falló una vez, no vuelva a suceder. Entre los cambios que vemos para superar al campeón es normal ver el fichaje de grandes nombres en el área de los refuerzos, altas sumas a jugadores del patio que son agentes libres o cuyas franquicias recesaron y hasta buscar un refuerzo descartado por el equipo campeón, ya sea por lo que brinda a la cancha, por su conocimiento del rival o por crear discordia en la fanaticada del equipo contrario. Pocas veces toman como el elemento de juicio la compenetración y la química entre los jugadores, optando por juntar nombres y que Dios reparta suerte.

En el BSN no es normal la revalidación del equipo campeón. Podemos ver el problema en el enamoramiento y complacencia en lo que funcionó y no en lo que funcionará. Esta ideología en la que el equipo campeón no hace ajustes, mantiene su plantilla igual y no revalidan se ha venido fraguando por la pasada década. A excepción de Arecibo en el 2010 y 2011, tenemos que ir hasta la dinastía cangrejera para ver un equipo que revalidó en el básquet del patio. Es por esto que Felix “Felo” Rivera, el apoderado de Los Piratas de Quebradillas, ha descartado esta fórmula en aras de lograr el éxito en una segunda campaña consecutiva. Ha mantenido la esencia, pero no se ha resistido a los cambios.

El cambio notable y que tiene histérica a la fanaticada quebradillana es la salida del querendón Shawn “El Cano” Redhage. Redhage ha sido parte de momentos históricos de esta franquicia, incluyendo tristes momentos como las eliminaciones y momentos de euforia como el campeonato del 2013. Es entendible el apego a este jugador que por siempre será parte de Los Piratas. Igualmente, es fácil entrar en pánico cuando ves que Redhage va a jugar para tu archirrival Capitanes de Arecibo. Quiero dejar claro que Shawn no es un traidor como algunos lo han llamado. Su trabajo es ser un jugador profesional de baloncesto, y como tal debe jugar para el equipo que esté dispuesto a pagar por sus servicios. El sentimentalismo es para nosotros los fanáticos. Ellos tienen una familia para la cual proveer.

En su lugar entró Daniel Johnson, un jugador de siete pies de estatura que viene de jugar la final de Australia, la cual perdió contra nuestro nuevo importado James Ennis y jugador que sustituye a Shawn Redhage. Daniel es un talentoso jugador ofensivo, que puede jugar centro y delantero fuerte. Tiene una excelente visión de la cancha y anota el tiro a distancia en gran volumen. En tres juegos en Quebradillas, no ha logrado convencer a la fanaticada quebradillana. La pregunta es “¿Por qué no les gusta?”. La razones que dan es porque no rebotea, lo cual definitivamente no es su fuerte, y básicamente porque no es Shawn Redhage.

He buscado los números de Redhage y Johnson durante los primeros tres partidos de que ambos jugaron, los de El Cano en el 2013 y los de Daniel Johnson ahora. Veamos:

Jugador

Juego # 1 (Pts, Rebs, Asist)

Juego # 2 (Pts, Rebs, Asist)

Juego # 3 (Pts, Rebs, Asist)

Shawn Redhage

5 pts/ 3 rebs/ 0 asts

 12 pts/ 6 rebs/ 1 asts

8 pts/ 3 rebs / 0 asts

Daniel Johnson

17 pts/ 4 rebs/ 0 asts

13 pts/ 5 rebs/ 4 asts

19 pts / 6 rebs/ 2 asts

Los números no mienten. Las estadísticas de Daniel Johnson son mejores que las de Redhage en todos los renglones, en todos los partidos, con excepción de un rebote en un segundo juego. Para los que no recuerdan, Kevin Lisch y Shawn Redhage también debutaron en año pasado con derrotas consecutivas, al igual que Daniel Johnson. Estamos hablando de que Daniel Johnson ha tirado números buenísimos sin aún acoplarse al equipo, a diferencia de Shawn que ya conocía varios jugadores y llegó a los Piratas junto a su armador del equipo australiano, lo que ayuda grandemente a su continuidad y efectividad.

Hablemos de los rebotes. Shawn Redhage promedió 4.9 rebotes por juego en toda la temporada pasada. Eso es una cifra por debajo a la que se espera de un delantero fuerte. ¿Por qué muchos no lo notaban? Porque en el equipo estaba un señor de apellido Mata, centro defensivo, que limpiaba las tablas a gusto. No olvidemos que antes de llegar El Cano, Darren Phillips era uno de los líderes en rebotes, atrapando 26 en un partido. Ante su salida, los números de Mata en las tablas aumentaron considerablemente.

Daniel juega junto a Jorge Bryan Diaz, quien es un jugador ofensivo al igual que él, y cuyo desarrollo lo debe convertir en lo que los americanos llaman un “finesse player”, algo muy diferente al juego físico de Lorenzo Mata. Esto hace que la disparidad en rebotes sea notable. Una vez llegue Lorenzo Mata a los Piratas el 25 de Mayo, Daniel Johnson y los fanáticos podrán dejar de enfocarse tanto en los rebotes y dedicarse a hacer lo que más les gusta: uno a la ofensiva y los otros a gritar a favor de su equipo.

Recordemos que ahora es que el equipo va a estar completo por primera vez. Ya llegó James Ennis, sobre quien recaerá gran parte de nuestras esperanzas. Ricky Meléndez y Jonathan García ya están sanitos. Copeland comienza a entrar en condición. Con cada nueva entrada al equipo, hay que darles unos partidos de acoplamiento. Esto es mayor si son varias las piezas las que llegan o estaban fuera por lesión.

La clave para éxito está en evolucionar. Los Piratas han hecho esto. Redhage, por más que lo amemos, es un jugador que ya tiene sus años, con lesiones serias, que va en decadencia. Daniel Johnson es un joven de 26 años que va en ascenso, al igual que James Ennis que tiene 23. Nuestra esencia sigue intacta. Mantenemos a nuestro líder David Huertas; a la pega del equipo, Carmelo Lee; nuestro matador del banco, el Microondas Ricky Meléndez; nuestro “enforcer”, Angelo Reyes; y por ahí viene nuestro Matador, Lorenzo Mata, quien al final se convirtió en el emblema de las garras del equipo quebradillano.

Los ingredientes para mejorar la fórmula ya están. Si no funcionan, lo cual es dudoso, no lo culpemos a nuestra evolución. Mejor culpémoslo a la evolución superior de nuestros rivales. Estamos confiados en que no sucederá y seremos la anomalía, los que repetimos el campeonato.

“Piratas Basket, sus auspiciadores, colaboradores, editores y/o afiliados no se solidarizan necesariamente con la opinión vertida en este artículo. Las expresiones son de total responsabilidad del autor.”

Gazoo Starr

Amigo de la noche, los perros y las trampas; personalidad ficticia de un bloguero camuyano. Creador del afamado blog Letrina.net.

5 comentarios

Deje un comentario

Asegúrate entrar todos los campos requeridos(*). Código HTML no es permitido.

Iniciar or Registrarme

Iniciar con Facebook

¿Olvido su contraseña? / ¿Olvido nombre usuario?